3 comentarios

El sexo para los hombres.

Que sí, que es cuestión de placer, que sí, que es cuestión de poder…sí sí, poder. Los hombres vivimos en el sexo un momento de poder sobre la situación, no sobre la persona.

El sexo en los hombres

En 2011 un grupo de investigadores de la Universidad Estatal de Ohio realizó un estudio, publicado en el Journal of Sex Research, que llegó a la conclusión de que los hombres piensan en cuestiones relacionadas con el sexo unas 19 veces al día, mientras que las mujeres lo hacen unas 10 veces. La diferencia no es tanta.

Parece que los hombres deseamos más tener sexo, pero no es del todo cierto.Hay estudios que demuestran que la mujer busca más el sexo con pareja estable, mientras que el hombre lo busca más cuando es soletero, aunque a la hora de la práctica, es la mujer la que más encuentra durante su soltería y el hombre cuenta con menos éxito. Las mujeres en pareja, y que se sienten atraídas por sus parejas, se convierten en depredadoras sexuales.

La semana pasada, en una conversación con uno de mis mejores amigos, me decía que no sabía cómo decirle a su novia que no quería practicar más sexo, que ya estaba cansado- lo hacían unas 10 veces a la semana– pero claro, el no quería poner en riesgo su “masculinidad”. Los hombres somos así, pensamos que si nos oponemos al sexo con nuestra pareja, se nos va a tachar de poco viriles, pero desde luego que no es así. Es una cuestión de deseo. Todos hemos pasado por épocas en las que el sexo formaba una parte indispensable de nuestro comportamiento, de nuestra actitud. Yo lo relaciono al deseo por esa persona, a lo que vemos en ella, a lo que vulgarmente se dice, “nos pone”. Hay muchas manera de desear, de excitar, de disfrutar del sexo. El sexo no es sólo la penetración– aunque ya sé que pensáis que para la mayoría de los hombres sí- es mucho más, es pensar en recorrer ese cuerpo con tus dedos, con tus labios. Imaginar cada célula de su piel como un territorio a descubrir, y no sólo descubrir sino conocer, conquistar. Ganar ese territorio desconocido cada vez que se hace el amor como si jamas hubieras pasado por el. Querer buscar su boca sin ninguna otra intención que unirse en un mismo cuerpo. Besar, besar mil veces. Besar es el principio del sexo, del deseo y también es el final.

El sexo para los hombres tiene muchas posibilidades, incluso en la que no existe ni el deseo por la otra persona, y nuestro carácter egoísta nos empuja a tener relaciones sexuales sin necesidad de sentirnos del todo atraídos por la persona, de ahí volvemos a lo mismo del principio, nos excita la situación. El sexo por tanto es ese momento de descontrol mental y control físico que nos evade de la realidad más externa para centrarnos en nuestra realidad más interna.

3 comentarios el “El sexo para los hombres.

  1. “Las mujeres en pareja, y que se sienten atraídas por sus parejas, se convierten en depredadoras sexuales” jaja me encanta esta frase!
    A.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: