Conquistar a los hombres por el estómago.

Acabo de ver una película que me ha hecho pensar en la relevancia del amor. Como si no pensara ya suficiente. El poder del amor cuando acude a uno como un salvador, como un héroe o heroína que es llamado a un rescate. Pues bien, este es el caso de la película:The Lunchbox, la fiambrera del amor. Conquistar a los hombres por el estómago.

The Lunchbox
The Lunchbox

La película narra la historia de dos personas desconocidas que se encuentran por casualidad e inician una diálogo a través de cartas escondidas en la fiambrera. En la India, uno de los países más caóticos del mundo es también un país con un orden extraño. Ese ejemplo es el reparto de las fiambreras que las mujeres indias organizan y ponen en manos de mensajeros ordenadamente caóticos que recorren las transitadas calles de las ciudades indias, a veces durante horas, para llevar al lugar de trabajo cada fiambrera a su destinatario. Un terrible desorden que parece funcionar. La situación es que una de estas fiambreras se desvía de su destino y acaba en las manos de un amargado desconocido. En ese momento se inicia ese diálogo de confesiones, de frases llenas de sentimientos y sobre todo, de mensajes de socorro que se convierten en deseo e intención. El amor puede llegar en forma de fiambrera.

Esta película me ha hecho pensar en cómo las parejas no sólo se encuentran por una cuestión de química, de atracción física, sino que muchas veces las parejas se encuentran por una razón de necesidad, de lugar, de tiempo y espacio, de querer ser escuchados y escuchar, en definitiva de compartir unos mismos deseos, unas realidades que más tarde conjugarán en un estado común, único.

¿Quizá las parejas mejor avenidas son aquellas que no sienten esa química, que “simplemente” se cruzan porque sus caminos tienen un mismo objetivo, destino y ven en el la felicidad de cada uno? tal vez las parejas con más futuro son aquellas que parecen tener un menor presente. Quizá las parejas que comienzan sin ese rugido en el estómago son las que acabarán teniendo el estómago siempre lleno. Por cierto que en la película se habla de una máxima para los hombres, y es que muchas veces senos conquista por el estómago. Es quizá nuestra ración de seguridad. Una bien distinta a la que hablábamos el otro día. 

Os recomiendo ver esta película que estoy seguro os despertará sentimientos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s