Carnaval Erótico

El carnaval, la época para la fantasía más allá del propio disfraz.

Hace un año publicamos una entrada dedicada al carnaval. Una festividad anual que engloba diversión, misterio, imaginación y en ocasiones sensualidad.  Imaginemos un carnaval erótico, privado, sugerente en el que un tímido disfraz se puede convertir en el motor de vuestra más excitante fantasía. Salvajismo en estado puro. Ayer visité una tienda de disfraces donde me comentaron que los más vendidos- A partir de los 25 años- Era el de vampiresa sedienta de lo que sea… y el de enfermera que levanta la salud.

Carnaval Erótico

Así que me acorde de este post del año pasado que tanto gustó.

Cuando las conversaciones de madrugada se convierten en un clamor popular hacia el sexo es un claro ejemplo de que el asunto se está descontrolando. Ayer me vi inmerso en uno de estos ejemplos; en una de esas sesiones interminables de cervezas y patatas fritas, parejas imposibles para mantener la coherencia en las palabras. Y mientras muchos ya disfrutaban de la noche de carnaval por las calles, yo me sumergía en una conversación sobre los disfraces que nos “ponen” a los hombres.

Salieron ideas como la archiconocida opción de la enfermera “cachonda”, la ejecutiva “agresiva” o el de dominatrix con pócima en forma de látigo…. Estos son los disfraces que más comunes y que más nos “ponen”.Pero ojo que la imaginación hace milagros, y la fantasía no está en la tela, sino en la cabeza de quien la porta. A veces pienso que todos los días podría ser carnaval en al intimidad de nuestro dormitorio…

Algunos amigos míos de dudosa moralidad, van más allá y les gusta que sus parejas se disfracen de monjas“salidas” o de conejitas insaciables. Estos ya ni salen de casa…Yo no llego a tanto.

Pues bien, la conversación derivó en botas y piernas. Buena derivación. Si hace unos días hablaba de los tacones y de lo que significan a nivel excitante para los hombres, me gustaría analizar la erótica de los disfraces con botas. Esas botas de tacón, altas, de cuero, ajustadas a los muslos, tensas, marcadas, insinuantes, provocadoras y muchos más adjetivos lujuriosos nos vuelven locos. Es la prolongación de los tacones. ¿Qué chico no ha tenido un sueño erótico con imágenes como esta?

 Estamos en el fin de semana de carnaval, excusa más que recomendable para que os disfracéis y sorprendáis a vuestros novios o a vuestra futura conquista. Aunque quizá os sorprendáis a vosotras mismas de lo que os hace sentir ese disfraz. ¡Qué mejor que hacerlo en estas circunstancias! ¿Os imagináis la escena? Yo sí. Eso de sorprender de esta manera no defrauda…. Por descontado que también podéis pedir a vuestros chicos el disfraz de marinero rollo Oficial y Caballero , muy recurrente, quizá antiguo, o el mucho más accesible y castizo disfraz de butanero -sobre fantasías allá cada uno-. Los hombres somos más reacios al disfraz divertido, así no esperes que él te sorprenda con una atuendo erótico festivo. Mejor que sea propuesta vuestra.

El carnaval es esa época del año donde todo parece estar permitido, donde la imaginación vuela y sobre todo, donde la fantasía adquiere un protagonismos especial.Dicho esto, aquí queda mi recomendación para este fin de semana de carnaval!!

2 comentarios sobre “Carnaval Erótico

  1. El carnaval es el momento perfecto para para poder dar rienda suelta a aquello que llevas dentro y que una vez al año dejas salir sin remordimiento de conciencia, ya sea de marinero de Jean Paul Gaultier o de Sara Motiel.

    Una vez más, enhorabuena!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s