Huelga a la japonesa

2 comentarios sobre “Huelga a la japonesa

  1. La verdad, hoy no coincido en nada con tu entrada Gafas. Si se es consciente de que la guerra está perdida, no le veo sentido dedicar esa cantidad de energía algo que se sabe que para la otra persona está muerto. Es alargarlo innecesariamente y además no hablas de las posibles ‘secuelas’ a nivel personal tras esa batalla (aunque se haya ganado): el agotamiento del esfuerzo en vano unido a la idea de que ya se sabía.
    Para mí es mucho más productivo mirar a la situación cara a cara y casi, si me apuras, acelerar, proponer la ruptura. La experiencia nos enseña que el amor no es suficiente en una relación, para que esa mesa se sostenga una de las patas es que ha de haber un proyecto de vida común, por ejemplo, y sobre todo, que ambas partes han de estar dispuestas a pelear.

    1. Precisamente, querida Erica, lo que creo es que es el AMOR lo que tiene que alimentar una relación, el resto hace que el humo sea más claro. El amor ha de ser el último en abandonar el barco.
      Sé que son energías que quizá no sirvan para mucho hacia la pareja, pero disiento contigo porque pienso que dar ese último don de pecho, nos libera de cualquier remordimiento posterior.
      La verdad es que creo que es una estrategia, que “acalora” pero no sonroja. Al menos uno mismo.
      Allá donde uno no llega, y el otro no se atreve, el AMOR hace el resto. O eso espero.

      Por cierto, gusto el reencontrarte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s