Lenguaje corporal

Trucos para entender a la pareja

la lente

Señoras y señores (los que haya en la sala), investigando por la red, red chivata, tramposa y, a veces, como en esta ocasión: avispero de chorradas varias… he encontrado una sucesión de análisis impertinentes a modo de lectura de labios de un programa de corazón que me han hecho temblar las pestañas. Mi  barba ha crecido a modo de defensa para intentar obstaculizarme la visión de lo siguiente…

Pero antes que nada os pongo en antecedentes.  Los hombres no respondemos a impulsos definidos, porque nuestros impulsos obedecen a reacciones exteriores. Vale como casi todos, pero los patrones masculinos no pueden ser causados por una única fuente. Lo sé, complicado, pero ahí va un ejemplo de lo que mis ojos vieron y se quedaron ojipláticos.

Cuando estamos en una cita romántica, o bien cuando simplemente estamos hablando con nuestra pareja, existen ciertos gestos que inconscientemente la delatan. A esto se le llama “lenguaje corporal”. Y es bien interesante conocer qué quiere decir el hombre con sus gestos, e incluso con sus silencios. De hecho, podemos saber si nos engaña, si está aburrido o si quiere algo más de nosotras.

Vayamos a ver un primer ejemplo. Si el chico se remanga la camisa mientras está contigo, si juega mucho con las manos, toma objetos, los manipula constantemente,… quiere decir que se siente incómodo o aburrido, y no tardará en irse. Debes cambiar de tema de conversación si no quieres que eso ocurra. Hablar de retención de líquidos mientras él piensa en la carrera de Alonso que comienza en breve… puede traer problemas. Y, os aviso, es un error distraernos o intentarlo, porque si lo hacéis una y otra vez, una y otra vez… la que acabará perdida, loca y sobre todo distraída de ella misma serás tú.

Vamos con la segunda joyita de la interpretación masculina. Si le haces una pregunta a tu novio y traga saliva, muy mala señal. Es un gesto que denota preocupación, y seguramente lo próximo que escucharás es una mentira por su parte. “Acabáramos querido Watson”. Que quede claro: la saliva tragada de toda la vida es un mal trago siempre. Mejor, como diría Mario Vaquerizo, “con una cerveza se traga mejor”.

Todo esto está en una web que se llama datosparamujeres.blogspot.com.es.  Una de las fuentes naturales de la sapiencia femenina sobre los hombres para unos y una fuente inagotable de realidades y obviedades propias de un comentarista de tenis.

No hay patrones claros de conducta y, sobre todo, no hay una línea clara. Mal vamos -obviedad al canto- si tengo que estar en pleno proceso de análisis gestual constantemente. Podemos descubrir algunas cosas pero también se pierde un tiempo que debería ser para disfrutar. Así que, a no ser que seáis una psicóloga que utiliza su relación para justificar sus años de estudios, os recomiendo que toméis nota de estos pequeños truquillos pero sólo como una pequeña ayuda extra y teniendo en cuenta que no son fiables 100%. Y, sobre todo, disfrutar del amor! Y si os animáis, si habéis observado algunos comportamientos típicals, compartir las conclusiones aquí con nosotros!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s