El poliamor

La libertad individual. Parejas fuertes

KillBill

Hace unos días se publicó en Pikara Magazine un extenso artículo sobre poliamor. Un tema al que Bill ya le había hecho un Kill de esos que hago yo, a lo bruto y en pocas líneas. Pero como la cosa tiene tela y parece que os ha dado morbo, os dejo aquí unos extractos y os reenvío al artículo principal para que lo leáis con calma, lo memoricéis y dejéis de decir chorradas cuando habláis del tema.

El poliamor no es follarse a todo el mundo y aquí no pasa nada. El poliamor, precisamente, es follarse a todo el mundo y aquí sí que pasa algo. Pasan cosas porque follarte a alguien es entrar en relación, es dejarte atravesar, es dejar que te pasen cosas. Da igual que sean 5 minutos en el lavabo de un bar como que sean 50 años en tu habitación de matrimonio. El “aquí no pasa nada” es ego, chulería y ‘cutrismo’ emocional.

El poliamor habla de follar y de relacionarse sin poseer, sin ejercer violencia, ya sea la violencia del chantaje o del control, la violencia de la dependencia o de la exigencia. Habla de cambiar la mirada y de saber quién eres y qué quieres antes de ir por la vida pidiendo explicaciones a l@s demás sobre quién son y qué quieren.

Y habla, claro de libertad. Una palabra que nos mola mucho pero que entendemos poco. Porque siendo libre puedes hacer lo que te dé la gana, sí. Pero a la vez también eres responsable de todo lo que haces, de cualquier cosa. No hay refugio, queridas, la libertad es la jodida intemperie.

Ea, dicho esto, leed caramba! Leed, follad, amad (y contádnoslo, que esas cosas nos encantan)!

12 comentarios sobre “El poliamor

  1. Poliamor y libertad, no son sinónimos. Hablar de poliamor, no es precisamente hablar de libertad. Poliamor es una predisposición al encuentro… sexual. Toda predisposición tiene un plan y está preconcebido, de ahí la pre-disposición, de ahí la falta de espontaneidad, de libertad. No es un impulso que emerge inesperadamente, sino el resultado de una provocación, de una meta… El error fundamental, aunque divertido, es creer que follar mucho y diferente nos hace más libres, y por ello somos personas más encantadoras y especiales. De lo que no nos damos cuenta es de que cada una de nuestras relaciones está atravesada por unas formas muy concretas: las burguesas, a veces irreverentes o liberales, siempre patriarcales.

    Es por ello que siempre partimos de la individualidad, y es en ella y para ella, para la que buscamos el goce. Hablamos de amor cuando queremos decir sexo o genitalidad y convertimos al otro, a la otra, en objeto de deseo como si fuese una mercancía más de este gran mercado que para llenar el vacío que nos deja sin aliento y frustración, recurrimos al sexo, al consumo compulsivo. Otra forma más de indivualizar el conflicto existencial que nos corroe por dentro. La monogamia es tan falsa como el poliamor. Nada de poliamor, sólo polisexualidad o poligenitalidad.

    Muchos años escuchando cómo debíamos vivir nuestra sexualidad, y ahora somos nosotras las que nos hemos convertido en las predicadoras de la única verdad de la doctrina de los afectos.

    Demasiado camino para reforzar el patriarcado y la productividad sexual burguesa y capitalista que nos cosifica.

    1. María, me ha gustado mucho cómo argumentas. Cada vez estoy más convencida de que el sexo no tiene mucho que ver con el amor. El sexo es para el goce ( cuando encontramos el goce) y el amor sirve para el sexo, pero ya está, es más, el amor es lo difícil, tampoco es lo que se busca. Si yo ahora, a mi edad, deseara amor, me sería más difícil de encontrarlo que al sexo.

  2. Gracias Maria, pero me apuesto 5 duros a que no has leído el artículo de Pikara, ¿ a qué no? Porque precisamente explica que siendo poliamorosa se folla una barbaridad, cierto, pero que eso no es el cambio esencial. Retómalo, compañera, retómalo y mira de qué manera se proponen las relaciones en red precisamente como oposición al capitalismo emocional. ¡Suerte con ello!

  3. veo opiniones de gente que no vive esta cultura del amor verdadero..mi caso es el siguiente.mi esposa esta enamorada de un compañero de trabajo. Hace alrededor de un año, me sorprndio con su confesion. A partir de ahi se abrio un nuevo mundo para nuestra pareja de sinceridad, de afecto por el otro, de falta de egoismo. Al principio la relacion solo fue afectuosa. Como se preveia a menuda que fueron avanzando, llego la necesidad sexual de ambos, lo que ella consulto antes conmigo. Mirando en sus ojos lo que el le provocaba, y tomandolo como una prueba de maor hacia mi mujer, consenti la relacion sexual entre ellos.Actualmente mi esposa vive un momento unico enamorada de su esposo y de su novio, teniendo relaciones sexuales con ambos, dentro del respeto y de la confianza..

    1. Ejemplo de amor generoso ¿ No trata de eso el amor? Dar con el propósito de hacer feliz. En cualquier caso, tu situación fue inducida, la relación, la atracción surgió antes del compromiso contigo, es por tanto un mayor esfuerzo por tu parte. Hablas del enamoramiento de ella hacia dos hombres, pero ¿ Y tú!? Sigues igual de enamorado? ¿Has sentido algo por otra persona?

    1. Pensarlo no es hacerlo.
      Aunque creo en el poliamor como creo en la suerte no me siento del todo cómodo en ese terreno. Cuando quiero pienso en compartir mi vida con alguien se me antoja complicado dividir, de hecho cuando he pasado por algo similar, extrayendo lo mejor de las personas que me rodeaban se convertía en un acto puro de egoísmo que siempre me ha salido mal ;(

      1. Lo haré , mi falta de reflejos mi hizo perder la ocasión . Me lo preguntaba ,pero no fui
        Capaz de responder . Cuando son los ojos los que hablan ,

      2. Las ocasiones que no aprovechamos no se pierden sino que se transforman en argumentos mas sólidos para tomar las futuras decisiones.
        Ánimo pues.

  4. ¿Nadie va a decir nada sobre los celos?
    Los celos no son culturales, vienen con nosotros, en nuestro código genético, los celos son como los ataques de ira, como los espasmos del orgasmo, son sentimientos, ¿primitivos? No lo sé, la verdad es que no lo sé

    1. Los celos son una manifestación necesaria de lo que se remueve por dentro. No es que sean siempre negativos, sólo que deben entenderse como una pre alerta y no como un fin. Los celos se utilizan en las direcciones, pero en el poliamor no es lo justo hablar de ellos porque el “acuerdo” es que no hay compromisos más allá de los conjuntos, nunca individuales.

  5. Que opinéis intensamente sobre un artículo que no habéis leído me confirma que España va bien. Los celos: copy paste del artículo:

    A menudo se dibuja a las personas que proponemos relaciones no-monógamas como personas que no somos celosas. Tenemos el privilegio de la indiferencia y por lo tanto podemos llevar a cabo relaciones de este tipo. No es así: en cualquiera de las propuestas que pueden englobar las relaciones no-monógamas, los celos y su gestión son un tema central. Tal vez la diferencia es que los discursos no-monógamos no contemplan los celos como determinantes en las relaciones y no se entienden como causa sino consecuencia, no como enfermedad sino como síntoma de carencias o necesidades no atendidas, y que pueden colmarse y calmarse.

    Tantos siglos de educación monógama no se solucionan simplemente decidiendo no ser monógama. Sentirte acompañada por las personas que te quieren y que también siguen sus propios procesos es de una ayuda inestimable. Das el paso y descubres que en el infierno de los celos no hay más que cuatro demonzuelos superables

    Según uno de los libros de referencia sobre la cuestión de los amores no-monógamos, ‘The Ethical Slut’, “escuchar a tu amante cuando siente celos puede ser difícil. A veces nos resulta más fácil enfadarnos y echar a nuestra pareja de nuestro lado que mantenerse cerca cuando está sufriendo, para empatizar, para apoyar, para cuidar. Cuando culpamos a nuestra pareja por sentir celos, estamos intentando justificar nuestro intenso deseo de no tener que escuchar cuánto duele cuando vamos camino de la puerta para ir a jugar con otra persona. Es una manera horrible de evitar tener que enfrentarte con tus sentimientos de culpa. Si esto te suena familiar, si has experimentado momentos como éste en tu vida, te recomendamos que practiques la habilidad de quedarte en silencio con el dolor de tu amante y el tuyo. Recuerda, tú no tienes que solucionar nada, todo lo que tienes que hacer es escuchar, a ti o a la otra persona, y entender que duele. Punto.

    La manera de desaprender los celos es abrirse a experimentarlos. Eligiendo activamente el experimentar un sentimiento doloroso como los celos, estás empezando a reducir el poder que tienen sobre ti. Primero, tú decides que tus celos no te van a hacer salir corriendo. Y ejercitas tu primera manera de controlar los celos: Me voy a mantener firme y voy a ir a mi ritmo y el de mis sentimientos”. [1]

    Las experiencias compartidas parecen coincidir en que la mejor manera de desactivar los celos es la comunicación y la empatía. Poder explicar a las personas con las que te relacionas cómo te sientes respecto a tu entorno afectivo y sexual sin miedo a juicios ni reproches, poder compartir dudas, angustias y temores y poder recibir respuestas que te calmen los demonios hasta que los demonios desaparezcan por sí mismos. Tantos siglos de educación monógama no se solucionan simplemente decidiendo no ser monógama. Hay miles de teclas que se mueven con esa decisión y sentirte acompañada por las personas que te quieren y que también siguen sus propios procesos es de una ayuda inestimable. Las primeras veces que rompes el vínculo entre amor y monogamia parece abrirse todo un abismo ante ti, pero solo hay que dar el paso: con tranquilidad, con honestidad, con calma. Y descubrir que en el infierno de los celos, al fin, no hay más que cuatro demonzuelos mal puestos y absolutamente superables.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s