3 comentarios el “Carnaval Erótico

  1. Me echan para atrás las personas que te hablan sobre si mismas a la manera “a los hombres nos gusta X” (o “a las mujeres nos gusta X”). Prefiero a quienes optan por vivir más libres y te hablan por ejemplo de sus propios gustos, al margen de si coinciden o no con los que se consideran propios de los grupos en los que les incluyen. Por lo que te llevo leido parece que tú necesites seguir siempre caminos ya marcados: “si le dijeron que es un hombre vaya por aquí”. Y es que no pareces olvidar ni por un segundo que eso es lo que te ordenaron “te hemos rotulado como hombre, ahora ve siempre por donde diga “para hombres”. Qué pesadez, te refuerzas continuamente con tu pertenencia a un grupo. Y es que a tus ojos eres siempre, absolutamente siempre, un simple miembro de un grupo específico: un varón. No hay momento en el que te atrevas a ignorar lo que te ordenaron/ordenan e ir a conocer el mundo más allá de los comportamientos, actitudes, pensamientos, etcétera que te han dicho que son propios de quienes pertenecen a ese grupo. Lo mismo ni entiendes qué significará eso. Cuánta falta de valor, aventura, emoción, individualidad.

    • Hola Laura. Entiendo que este ejemplo de propuesta de indumentaria no te ha gustado del todo, pero creo que debes comprender una “cosilla”, el blog es personal, habla en su mayoría de las veces de asuntos subjetivos y por tanto de mí mismo como ejemplo no representativo más allá de lo personal, pero quizá ahí está la gracia. Toda generalidad es aburrida directa, insípida e incolora. Me limito a exponer temas que creo desde mi experiencia puede reflejar algún aspecto que quizá interese. Puede que ese no haya sido tu caso, sorry.
      Yo no hablo como portavoz de la Santa Sede masculina, no existe esa portavocía ni ministerio. Los canones adquiridos son una degradación de la propia condición humana. ME considero, y de ahí la razón de este blog, un “tio” que empatiza con vosotras, excepto contigo, y que desde luego se aleja bastante de lo establecido por los algoritmos masculinos heterosexuales.
      Me acusas de falta de valor y emoción, pues vaya. Creo que el blog de escalada sin cuerdas son dos clicks más a la izquierda, aquí estimada Laura, por cierto, bonito nombre, hablo o intento hablar de las emociones qué más nos alteran, explicar que los hombres sentimos más allá de nuestra bragueta y que vuestras también tenéis bragueta.
      Te propongo algo; hagamos un discurso alegórico sobre un tema que decidas y veremos si te convenzo. Espero tu propuesta.

  2. […] el cielo o al abismo más profundo. Recuerdo la enorme aceptación que tuvo aquel post sobre el carnaval erótico en el que relataba las posibilidades morbosas que puede tener una noche como […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: