El orgasmo femenino

No todo es penetrar

KillBill

Se me hace curiosa, por no decir espeluznante, la costumbre de confundir sexo con penetración. Meterla, el metesaca, es el objetivo final y único del encuentro sexual. Todo lo demás tiene hasta un nombre específico: juegos preliminares, eso que parece ser que nos gusta tanto a las mujeres porque somos románticas por naturaleza (notadme la ironía, por favor). Así, el sexo oral, la estimulación con dedos, pies, codos y objetos varios, los besos, lametazos, mordiscos y todo lo demás son el paso previo para el sexo con mayúsculas, esa desbordante escena de meter la polla hasta el fondo y que la chica grite extasiada hasta que la lámpara se venga abajo y los vecinos llamen a la policía alarmados por los gritos. Gua-gua-sí-sí-damemás-damemás!

Aquí imagino a nuestros lectores masculinos sonriendo orgullosos: efectivamente, así de bien lo hacen ellos. Perfecto. El problema está en que, según las estadísticas, sólo un 30% de mujeres tenemos orgamos vaginales. ¡Ups! Y, además, estos orgasmos se dan en su mayoría gracias al punto G que, queridos, o tenéis una polla muy retorcida (que las hay) o no se puede estimular con el metesaca. ¡¡Uuuppps!!

¿Qué está pasando entonces? Pues pasa que los y las heteros follamos muy mal. Los hombres sí pueden tener orgasmos con el metesaca. Perfecto, que los tengan. Pero nosotras, chicas, ¿por qué permitimos que la penetración tenga un papel tan importante? Olvidaos de esas escenitas de porno que filman hombres para público masculino, y escuchad a vuestro cuerpo. Exigid vuestro orgasmos, antes o después de la penetración. Y, si tenéis la suerte de tenerlos vaginales via metesaca, pues tenedlos también, enhorabuena. Pero, sobre todo, aprended a exigirlos, a reivindicarlos. Dejad de gritar cuando en realidad no estáis sintiendo nada. Dejemos de mentir y empecemos a corrernos.

Las culpables de nuestra falta de orgasmos somos nosotras mismas. Olvidemos del discurso del “bueno, no pasa nada”. Cada vez que un penetrador se nos corre satisfecho y da el sexo por acabado, cogedle dulcemente la cabeza entre las manos y plantadle vuestro hermoso clítoris ante los ojos. “Cariño, eres un encanto, pero yo aún no me he corrido”.

Se cierra el telón. Aplausos.

20 comentarios sobre “El orgasmo femenino

  1. Me parece muy bien toda esta oda hacia el orgasmo femenino. La única diferencia biológica entre los orgasmos masculinos y femeninos para un observador ajeno, es que los hombres eyaculan y las mujeres no. Nosotros tendríamos un objetivo que es fecundar y en el que encontramos el placer, mientras que vosotras esa parte del óvulo resbalando por vuestro interior en la búsqueda de un despiadado espermatozoide no os da placer. ¿ Alguna explicación?
    ¿ Cómo describiría usted un orgasmo? A ver si sus lectores puede definirlo de algún modo.
    Por otro lado la penetración no es de obligado cumplimiento, ni mucho menos, desde luego diré que los orgasmos más placenteros que he tenido, los he tenido sin profundizar en ningún ser vivo

    1. Querido Antxon:
      Me temo que te has perdido la parte del orgasmo femenino de las grandes palpitaciones del suelo pélvico, creyendo tal vez que el único signo visible del orgasmo femenino son los gritos. Vamos mal. Esas palpitaciones, el orgasmo, también tienen función reproductiva, si bien no soy yo quien deba explicarlo. Recordemos: soy follante, no sexóloga.
      Por lo demás,.la eyaculación femenina sí existe.

    2. Pues que orgasmo es simplemente el placer que se obtiene mediante la estimulación que claro, como lo dices tú, no es necesario “profundizar”….sin embargo debes saber que el orgasmo masculino no es lo mismo que eyacular. Explicándolo en otras palabras, no es necesario eyacular para tener un orgasmo. Los dos se acompañan muy bien pero no necesariamente deben ir juntos.

  2. Anxon, conoces poco a las mujeres, lo primero de todo EXISTE LA EYACULACIÓN FEMENINA, como dice la mujer anterior. Así pues, tu puesto de observador ajeno es bastante defectuosa, y tu conclusión última sobre los seres vivos…bueno, lo dejamos todito para ti.
    Para la escritora y creadora de este escrito ¿No sé si vas de mujer fatal o eres fatal en serio? Y te aseguro que lo digo desde el respeto. ¿Que a qué me refiero? A tu frase irónica sobre el romanticismo y los sentimientos que aunque no lo creas, van muy unidos a todo el proceso sexual porque aunque no lo quieras querida mía, aunque sólo quieras sexo por sexo, orgasmo como objetivo; las mujeres somos del todo diferentes a los hombres, tanto fisicamente, biológicamente como en la parte emocional. Sólo enhecho que un hombre se introduzca en tu cuerpo es una intromisión que de alguna manera afecta mentalmente e incita a la pasión o al hastio o al desenfreno. La imaginación, querida mía, hace mucho porque por más que te toquen, besen, chupen etc; si no estás preparada mentalmente y físicamente “nanai de la china” La desconcentración es un asesinato a la pasión.
    Respecto al resto del artículo me parece bastante acertado aunque creo que las estadísticas, si no me confundo, son mucho peores: 85% son clitorianas y el 15 vaginales, etc. De todas maneras, gracias por tu escrito

    1. Maria del Mar, no te hagas mala sangre conmigo: simplemente tenemos sentidos del humor divergentes, pero posiblemente compatibles con el tiempo. No es que yo no crea en el romanticismo: usaba la ironía con otra intención que paso a explicarte sin humor para que quede clara. Cuando las mujeres reivindicamos juegos sexuales no penetrantes, lo hacemos porque nos dan más placer sexual que los juegos de penetración. Sin embargo las lecturas apresuradas de nuestras demandas concluyen que lo hacemos por romanticismo. A eso me refería.
      Por lo demás, ni voy de fatal, ni lo soy. Soy follante, algo que posiblemente tu denominas “fatal” y yo denomino “fantástico”.
      Gracias a ti por el debate, querida.

  3. hard bass… yo creo que para tener un muy buen orgasmo placentero, tanto en hombre como la mujer deben unirce, el uno del otro en la cama y los dos a su vez formar un binculo que contenga amor y pasion eso es lo principal.

    1. ¿Pero el orgasmo no es un asunto de uno q se logra o no con la toda de otro?
      El experto en estos lares no soy yo yo pero lo de llegar al clímax de forma conjunta no es del todo necesario, bonito es,y apunta maneras, pero no es esencial

  4. Estooo, yo pasaba por aquí, pero por casualidad, ojo, que a uno en su insapiencia le da como respeto pontificar.
    A la señora follante le diría lo mismo. Usted pida su orgasmo con total libertad, pero recuerde que quizá el hombre quiere el mete-saca que usted dice, porque la mujer no le atrae excesivamente y quiere acabar cuanto antes.
    Tenga usted en cuenta que eso de ir de diva folladora, es lo mismo que ir de macho follador pero al contrario. Ni todos los orgasmos de los hombres son iguales, ni por tener coño todas las mujeres interesan.
    Por lo demás, sí. Las mujeres tienen clitoris, y algunas incluso piensan con él.

    1. Permíteme de disienta, Libertino: yo me defino como folladora, (lo de diva lo añades tú), hablo de sexo y de mi sexualidad: ni hablo de la sexualidad de mis parejas, ni vejo a nadie. Yo no desprecio a nadie porque se haya acostado conmigo, bien al contrario: soy una amante y una columnista agradecida. No es lo mismo mi actitud que la del macho follador, ni mucho menos.

  5. Casi todo muy bien, pero… ¿por qué o para quién es peor que el 15 por ciento de las mujeres “sean” vaginales respecto al 30%? Quiero decir… ¿por qué una proporción es peor que la otra?

  6. parece q m has leido la mente pues a mi me hes mas facil correrm con los preliminares q con el coito en si. pero parece q si lo dices eres una frigida del carajo. kisiera q todos comprendiesemos q el juego anterior es tan importante como el juego en si

  7. Creo que no deberían confundirse la compenetración o el grado de intimidad que conlleva el tener sexo con otra persona cuando hay sentimientos de por medio a cuando no los hay. De todos modos, el orgasmo en sí, es el mismo, sólo que cuando hay sentimientos lo redeamos mentalmente de una serie de connotaciones a las que no se puede comparar una relación puramente sexual. Pero para disfrutar no son necesarios los sentimientos, por mucho que algunos se empeñen y estamos otros muchos otros para atestiguarlo.
    Señor@s, el sexo está en el cerebro, de ahí que influya la imaginación y el buen o mal humor que tengamos (detras de todo sentimiento hay pensamientos que lo han generado), así como la capacidad que tengamos de abstraernos de nuestros problemas diarios y concentrarnos en ese momento, que por otra parte, nunca más volverá.
    Aquí os dejo un video que me encanta y que es como me gusta llamar a mí al orgasmo: La petite mort. Espero que os guste.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s