El olor sexual

El poder del olfato en la seducción

20130120-201539.jpg

Investigando por la red me he encontrado un artículo antiguo pero muy interesante del diario ‘Qué’. En él se habla de la importancia que tiene para vosotras nuestro olor. La ciencia demuestra que las que eligen sois vosotras, y es que según parece os sentís atraídas por la testosterona que desprendemos. Así que: ¿se puede ligar por el olfato? Indudablemente sí.

La famosa creencia popular ya tiene apoyo científico y está publicado en la prestigiosa revista ‘Psychological Science’. La psicóloga Christine Garver-Apgar, de la Universidad de Nuevo México, ha descubierto que las mujeres son capaces de detectar inconscientemente el parecido genético de sus futuras parejas. Y, lo que es más importante, parece ser que cuanto menos parecido, mejor. La culpa la tiene el MHC -siglas que se corresponden en inglés con Major Histocompability Complex- elemento indispensable en el sistema inmunológico. Se trata de una familia de genes encontrada en ratones, pájaros, peces y seres humanos. El estudio en cuestión prueba que la selección natural aún funciona para los humanos y que las mujeres están bien ‘adiestradas’ para seleccionar a su pareja. Si ya pensábamos que nos elegíais queriendo ahora encima resulta que nos elegís sin querer.

Según el estudio, sois más sensibles en vuestra época más fértil. En este periodo vuestra capacidad para detectar la diferencia del gen de la inmunidad se hace más potente. Es curioso un dato que se añade al respecto en el estudio que afirma que las mujeres que tenían un marido con MHC parecido, llegaban incluso a buscar otro hombre en esta fase. Cabe puntualizar que nosotros también estamos dotados para intuir cuándo una mujer está en su fase fértil.

Un ejemplo muy divertido fue el que efectuó la neuróloga Denise Chen y su equipo de la Universidad Rice de Houston, realizando un experimento con hombres heterosexuales. Todos sustituyeron el desodorante por unos parches. Un grupo vio porno; otro no. Varias mujeres olieron los parches, después. Algunas áreas de sus cerebros se activaron, pero sólo en el caso de los parches de los hombres excitados. La química corporal hizo su trabajo y desató la pasión de las mujeres que notaron los efectos de la oxitocina, la hormona del amor.

Concluyendo, el olor corporal nos identifica, y nos atrae o nos excluye, según el caso. Además, parece ser que vosotras sois más sensibles a este olor que nosotros, los hombres. Aunque cabe decir que vosotras tendéis a disimularlo más que nosotros con perfumes y colonias. No sé qué opinaréis vosotras de todo esto, yo, por mi parte, he de decir que he descubierto que el éxito de un hombre reside, también, en el sentido del olfato.

Y por último sólo decir que, de todas formas, el olor es un factor erótico, pero no el único. También están los sociales y la personalidad. La química se compone de muchos aspectos y todos ellos son susceptibles de alteración, pero la parte animal, la bendita parte animal, la mantenemos y no la perderemos nunca.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s