Hojas en blanco

En la medida de lo posible este será un espacio libre de imaginación. Una hoja en blanco en la que cualquiera puede decidir su contribución al tema de las relaciones sentimentales. Comenzaremos con una historia basada en  realidades, las de todos, las de cada uno. Pero si te apetece ofrecer y compartir con nosotros tu visión sobre cómo son y serán para ti las relciones, todo tuyo. Anímate!

2 comentarios sobre “Hojas en blanco

  1. Un dia encuentras a un hombre que crees similar a ti en gustos y aficiones. Era casi perfecto. Agradable,sincero,fisicamente aceptable y divertido. Piensas que !guay!alguien con quien poder hablar y relacionarte. Cada cita es una ilusion,estas como una niña,te arreglas un poco mas para que te vea apetecible ,pero sin mostrarte demasiado. Tido parece perfecto hasta que empiezas a tener mas confianza y el miedo a un compromiso,esa sombra que amenaza a todo ser,aparece. Porque los hombres tuenen tanto miedo al compromiso aunque sea solo teorico? Que hacemos mal las mujeres cuando decimos “te quiero” y empieza el miedo en los hombres? No buscarmos vivir juntos sino solo una reciprocidad a nuestro “te quiero”.

    1. Los hombres tenemos miedo al compromiso emocional, eso es una realidad como la catedral de Burgos. Pero el miedo es innato en el hombre cuando se adentra en lo desconocido. No nos podéis culpar por ello- eta excusa es científicamente demostrada, así que nada de sonrisas maliciosas. Ese miedo a no controlar sentimientos, o peor aún, a ¡vivirlos!es el temor de una amplia mayoría del género masculino. Pero debéis ser comprensivas. Si el hombre es el que quieres cree en él. Tu tiempo no es el tiempo de la pareja, es sólo tu tiempo, del mismo modo que su tiempo tampoco es el de vosotros. Una relación nace en el momento en que ambas personas se encuentran. Los hombres tendemos a no complicarnos la vida, es por eso el que no hay que plantear una relación como algo que te obliga a perder libertad u otras cosas, sino como algo que multiplica. Aunque también creo que lo que nos aterra también nos puede atraer, y si huimos en un primer momento , podemos retroceder sobre nuestros pasos para comprobar que lo que nos ha alertado es un espejismo que esconde una realidad que nos gusta. Sólo volvemos la vista atrás después de la estampida inicial si nos damos cuenta que esa chica es a quien queremos, lo que buscamos, pero nos cuesta enterarnos.
      No dudes nunca de si realmente nos interesas volvemos. De todas formas ya sabemos todos que los hombres nos quedamos intimidados si la mujer toma la iniciativa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s